• Guest Blogger

Postparto durante la pandemia

por Jasmine

Yo y mi niña caminando juntas

En marzo de 2020 cuando el mundo se cerró y todo empezó a parar, mi mundo cambió rápidamente. Tres semanas antes de estar en cuarentena, di a luz a una hermosa niña. En los siguientes meses pasé por una separación, perdí mi trabajo, y me mudé a Michigan después de vivir en North Carolina los últimos años.


Una vez que habíamos vuelto a casa, por fin pude estar tranquila. De repente una onda de tristeza me llenó. Había días en que me sentaba en el baño y lloraba mientras mi bebé dormía. No estaba segura de por qué me sentía triste en esos momentos, y a menudo me sentía culpable por sentirme así. Yo estaba en un lugar donde tenía apoyo, y pasaba mis días amando a mi pequeñita, pero todavía me sentía vacía.


¿La verdad?

No estaba segura si experimentaba depresión postparto o la misma depresión contra la que he luchado durante la mayoría de mi vida. Durante mi embarazo luchaba con depresión, pero sentía una gran responsabilidad de mantener un estado de ánimo positivo. No quería transferir la energía negativa al pequeño humano que compartía mi cuerpo. Después del nacimiento, todos los sentimientos que había suprimido reaparecieron.

Sabía que tenía que hacer algo para levantar mi estado de ánimo. En lugar de estar en la casa, salíamos. Cada día después de alimentar al bebé, lo ponía en su cochecito y caminábamos hasta que se dormía. Era un momento para mí, para respirar y solamente ser. Caminar siempre ha sido como una terapia para mí. Sentir el viento en mi cara y mis pies caminando me da calma. Esto era algo que compartía con mi niña, y con cada paso empezaba a sentirme mejor.


Entramos en el año 2021, y yo volví al trabajo por primera vez desde el nacimiento de mi niña.


Empecé a sentirme como yo misma otra vez, y me recordó que aunque soy una madre, no es todo lo que soy. Ser madre es mi título favorito, pero es importante que yo haga las cosas que son para mí sola. Estas cosas son escribir, ir al gimnasio cuando puedo, a veces escuchar mi canción favorita, y tomar una ruta más larga del trabajo a la casa solo para tener unos minutos más de tiempo para mí.

Ser madre es un trabajo sin egoísmo. Pero con el tiempo nuestros bebés necesitan menos de nuestro tiempo a medida que crecen y encuentran su independencia. Creo que es importante que como madres cuidemos de nosotros tanto como cuidamos de nuestros niños. Cuando tenemos esos sentimientos, debemos permitirnos sentirlos y encontrar maneras saludables de expresarlos.


Cuando me siento desanimada, todavía camino.
Pero ahora no camino sola, sino con dos pies pequeños a mi lado.

 

Este blog fue escrito por uno de nuestros escritores de blog invitados, Jasmine…

Mi nombre es Jasmine y con orgullo digo que soy un escritor, maestro, y el cambia pañales más rápido del mundo transicionando a entrenador de bañito, según digo yo. Mi título favorito es madre de un niño pequeño que hace que todos mis días brillen y lleno de energía sin límites.



 

¿Quiere más información de este tema y otros similares? wichealth.org tiene una categoría gratuita llena de una variedad de lecciones e información postparto llamada El embarazo y los primeros 6 meses del bebé. ¡Le invitamos a que vaya a verla!